Viernes 4 de Noviembre 2022
CAÍDA DE CABELLO

Efecto otoño: cómo combatir la caída de cabello

La llegada de los días frescos trae consecuencias molestas.

Escrito en ESTILO DE VIDA el

La llegada del otoño trae aparejados cambios que afectan a nuestro cuerpo y nuestra mente, entre ellos la temida caída de cabello.

La pérdida capilar es una preocupación estética que afecta tanto a hombres como a mujeres. 

Un cepillo suave ayuda a lucir un cabello sano. Fuente: Instagram

¿Cómo evitar la caída de cabello?

Si bien cada día perdemos alrededor de 100 pelos (en condiciones de salud normales) hay factores que aumentan este número en las estaciones frías hasta duplicarlo. Se trata de un fenómeno natural que tiene que ver con el ciclo de vida capilar, que se acelera entre septiembre y diciembre. 

Si prestas atención a los factores que inciden para que este fenómeno podrás reducir su impacto. Los motivos que empeoran la caída de cabello son varios: desde las agresiones externas provenientes del sol, el cloro de la piscina y la sal del mar hasta el estrés que supone el regreso a las actividades propias de la rutina. 

El secador afecta a la caída de cabello. Fuente: Instagram

El secador de pelo sale del cajón una vez más y suma una inconveniente extra a nuestro cabello y cuero cabelludo. Si quieres paliar los efectos de la estación tienes algunas opciones. 

Por un lado puedes suplementar tu alimentación con complejos vitamínicos ricos en hierro, zinc y Omega -3, que frenan la caída de cabello. La elección de un cepillo adecuado -de cerdas naturales o con una bolita en la punta- protegen el cuero cabelludo de la posible aparición de la caspa, que incrementa la caída por la falta de oxigenación de los folículos.

El estrés perjudica a la salud capilar. Fuente: Twitter

Secarse el cabello en frío, o en potencia media, para evitar la resequedad, usar gomina sólo de ser necesario o modificar periódicamente la raya del cabello son trucos que también ayudan.

Sin embargo la caída de cabello no es motivo de preocupación a menos que se dé en forma excesiva, prolongada en el tiempo o bien que notes que la densidad de tu cabello ha disminuido. En este caso te recomendamos acudir a una consulta con un dermatólogo que pueda brindarte un diagnóstico y tratamiento de acuerdo a tus necesidades.