Viernes 4 de Noviembre 2022
REINA ISABEL

La Familia Real Británica se arrepintió de esta decisión tras la muerte de la Reina Isabel

Los cambios inesperados por el fallecimiento de la Monarca.

Escrito en CELEBRIDADES el

Tanto las propiedades en las que habitó la Reina Isabel como el total de las viviendas de la Familia Real británica son de gran interés para locales y extranjeros. 

Por ello la corona abre las puertas de algunas de las residencias reales para que los visitantes puedan conocerlas puertas adentro. 

La propiedad perteneciente a la familia de la Reina Isabel. Fuente: Twitter

Un formato novedoso

El pasado 7 de septiembre el Palacio de Buckingham aprobaba la publicación de la casa donde vivía el jardinero jefe de la casa de Sandringham en Airbnb para que, a diferencia de los museos o visitas guiadas que tienen lugar en otras fincas de la familia Windsor., la gente pudiera hospedarse.

Este sistema de alquileres temporarios, basado en ofrecer alquileres temporarios bajo la modalidad bed and breakfast (pasar la noche en la morada y disfrutar de un desayuno la mañana siguiente) ya había sido aplicado en las cabañas de vacaciones boutique Norfolk Hideaways en 2019. 

La casa de Sandringham en Airbnb. Fuente: Twitter

La casa, parte de un total de 32 kilómetros cuadrados de tierra, se encuentra a metros de distancia de la residencia principal, construida en 1870, en la que la Reina Isabel daba anualmente su discurso de navidad y ha dado cobijo a cuatro generaciones de reyes.

Sin embargo el fallecimiento de la Reina Isabel ha modificado la rutina y las decisiones palaciegas y mientras todos se abocaban a darle curso a la Operación Puente de Londres, la Operación Unicornio y, por supuesto, la sucesión del trono al Rey Carlos, algunas decisiones tomadas anteriormente cambiaron. “Debido al reciente fallecimiento de la Reina Isabel, la empresa de alojamiento ha eliminado la lista en este momento”, explicó una fuente al medio The Post.

La Reina Isabel en los jardines de Sandringham. Fuente: Instagram

La familia de la Reina Isabel prefirió dar de baja la oferta, cancelando también las reservas -que habían llegado en tan solo horas hasta febrero del 2024- y aún no se ha pronunciado oficialmente sobre la posibilidad de volver a realizar la publicación.